Galicia : Un juez impide investigar sobre las víctimas de la guerra en Noia

25 Mar 2007

La Voz de Galicia/Francisco Varela/ 25/03/2007

 ?l número exacto de muertos que causó la represión en el período de la Guerra Civil en la provincia de A Coruña sigue sin conocerse. La asociación Memoria Histórica, que agrupa a historiadores interesados en desvelar este dato, calcula que fueron unas 1.300 las víctimas, pero tiene dificultades para fijar la cifra con mayor precisión por los problemas que surgen a la hora de acceder a algunas oficinas del Registro Civil. Es el caso de Noia, donde el juez encargado les denegó la autorización.

El historiador ferrolano Xosé Manuel Suárez, que coordina al equipo que realiza esta investigación, ha explicado que se trata de una pesquisa oficial que cuenta con una ayuda de 2.000 euros de la Consellería de Cultura, publicada en una orden del pasado junio.

Suárez asegura que « feitos como o de Noia demostran os atrancos que setenta anos despois da Guerra Civil queren poñer algúns sectores para evitar a recuperación da memoria das vítimas do fascismo ».

Recurso

Memoria Histórica ha anunciado que formulará, ante la Dirección General de Registros y Notariado, un recurso contra la decisión del juez de Noia y ha enviado un escrito al presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia exponiéndole estos contratiempos.

« Agardamos que non se impida o coñecemento científico da Historia, amparándose na salvagarda de supostos dereitos á intimidade das persoas ou excusándose na confidencialidade da causa da morte, con setenta anos de retroactividade », añade el historiador ferrolano, que es autor de varios libros sobre la materia y cuya tesis doctorial versó ya también sobre lo mismo.

El juez que denegó el permiso es Antonio Martínez Quintanar y en el auto denegatorio explica que el artículo 18 del Reglamento del Registro Civil impone que el examen de los libros registrales debe hacerse « bajo la vigilancia del encargado », pero que ello generaría « graves dificultades y perturbaciones » en el funcionamiento normal de la oficina.

El experto

Jaime Meilán, un funcionario judicial experto en materia registral, ha explicado que « el Registro Civil no es un archivo histórico » y por tanto guarda datos personales a cuyo acceso la Ley del Registro Civil y su reglamento establecen serias restricciones. Entre la información restringida se encuentra la causa de la muerte del fallecido. Esta es la principal dificultad que deben afrontar los historiadores, aunque los datos sean de 1936.

A pesar de todo, el Registro Civil mantiene convenios para facilitar datos a organismos como el INE (Instituto Nacional de Estadística) y diferentes instancias. « Es que en los libros registrales -añade Meilán- figuran datos como hijos no matrimoniales o cambio de sexo sujetos a protección ».

La alternativa

De cualquier modo, añade el experto, con la normativa en vigor « se les pueden facilitar a los historiadores las estadísticas de los fallecimientos omitiendo determinados datos de publicidad restringida ». Xosé Manuel Suárez asegura que han terminado ya el trabajo en todos los registros de A Coruña, Santiago y Ferrol y los municipios de su entorno, que « foron as zonas máis castigadas pola represión na provincia », y de ello resulta la cifra que avanza Memoria Histórica de los 1.300 asesinados, paseados o eliminados. El Registro Civil es una de las principales fuentes del equipo de investigación. El estudio pretende también aportar datos de la militancia política y sindical de las víctimas mortales de la represión.

Nike Air Max